Rafael Caballero nos ha dicho ¡hasta luego!

Sin avisar, evitando ser el centro de ninguna atención, sin hacer el más mínimo ruido… nuestro consiliario Rafael Caballero, nuestro hermano militante en la HOAC de Córdoba, desde hace tantos años, nos ha dicho adiós.

477923446_2d428173f4_o

No nos lo podíamos creer, pero mediada la mañana del lunes 2 de febrero nuestros whatsapps escupían una noticia imposible de asimilar a primera vista. ¿Cómo es posible? ¿Que Rafael…? ¿Pero así, de repente?

El fin de semana anterior, vivimos juntos un cursillo de formación de la HOAC, (cursillo de antropología), en el que, entre otras cosas, profundizamos largamente sobre lo que significa llegar a la plenitud de vida en Cristo. Hablamos de la resurrección del cuerpo y el alma, indagamos en el sentido cristiano de la finitud de la vida terrena. Dialogamos sobre el Amor de Dios y también sobre cómo aprovechar la vida que tenemos. Somos tiempo, y debemos aprovecharlo gastándolo en los demás. Especialmente en los empobrecidos del mundo obrero y del trabajo. Es la mejor manera de ser feliz, aunque este sistema en el que vivimos nos haga creer lo contrario.

Parece que el Padre nos estuvo preparando para lo que iba a venir apenas unas horas después. Para colmo, Rafael… nuestro Rafael, fue el encargado de presidir la Eucaristía… Su última eucaristía. Fue una gran despedida… aunque entonces no lo sabíamos.

Hoy comentábamos todo esto por las salas de su parroquia. Estábamos gente de HOAC, de su antigua parroquia de Puente Genil. Amigas y amigos de otros movimientos y realidades eclesiales. Familiares… Y éramos como una sola persona. Sin creérnoslo aún. Echando ya de menos su carcajada contagiosa…  y sintiendo su resurrección.

Porque quien se ha dado a los demás durante toda su vida… resucita.

Quien ha sembrado conciencia de la dignidad humana a su alrededor… resucita.

Quien ha hecho protagonistas a las personas de sus propias vidas… resucita.

Quien ha optado por los empobrecidos y los ha hecho el centro de su actuar evangelizador… resucita.

Quien se ha desvivido por los demás… resucita.

Eso es lo que podemos decir hoy de ti Rafael. Sabemos que ya has resucitado en todas las semillas del Evangelio que has ido esparciendo a tu alrededor a lo largo de tu tiempo… de tu vida.

Siempre caminaremos a tu lado.

La HOAC de Córdoba.


 

[Actualizado]

También se habla de Rafael Caballero en Diario Córdoba y Celtibético

11 pensamientos en “Rafael Caballero nos ha dicho ¡hasta luego!

  • 3 febrero, 2015 en 2:31 AM
    Enlace permanente

    Gracias por tu vida de entrega, por tu amistad, por tu acompañamiento en todos los momentos importantes de nuestras vidas, por poner en nuestras vidas la mediación mejor, la HOAC , para conocer y seguir a Jesus . Siempre estarás con nosotros Rafa!!!

    Respuesta
  • 3 febrero, 2015 en 8:46 AM
    Enlace permanente

    Sus palabras de esa ultima tarde de Enero, resuenan desde ayer en mis oídos. “Tenemos que ser profetas en medio de nuestro mundo.” “Miremos la realidad con los dos ojos, y así no solo veremos lo negativo, sino también lo positivo.” Una petición por los que han muerto cruzando el estrecho y los que ese mismo día habían conseguido llegar.” Te doy gracias por su lenguaje, por su compromiso y por su cercanía.

    Respuesta
  • 3 febrero, 2015 en 9:30 AM
    Enlace permanente

    Querido hermano Rafa:
    Precisamente la Palabra.de Dios en el Evangelio de hoy nos dice que Jesús REVIVE a la hija de Jairo, pero contigo ha sido mas generoso, a ti te ha RESUCITADO, estás con Él, gozando de su presencia junto a tus hermanos compañeros Valerio, Sebastián, Paco y tantos otros.
    Vamos a sentir mucho tu ausencia pero desde la fe nos alegramos por ti.
    A nuestra mente fluyen muchos “por ques”, pero sabemos que sus caminos no son nuestros caminos, y aunque a veces se nos debilite nuestra fe, a pesar de todo te diremos como Pedro: ” Solo tú, Señor, tienes palabra de vida eterna”.
    ¡¡Disfruta de la presencia de Dios, querido hermano.!!

    Respuesta
  • 3 febrero, 2015 en 10:22 AM
    Enlace permanente

    Siempre tan contradictoria la vida…
    Indiscutiblemente somos huellas, huellas de esperanza, de opciones, de compromisos. Sólo en Dios nuestra meta, para seguir una espiritualidad desde abajo, hacia nuestros hermanos, haciendo presente el Reino de Dios aquí y ahora.
    Tú, Rafael, ejemplo a seguir en tu humildad en el servicio incansable. Gracias por formar parte de esas huellas que forjan nuevos andares

    Respuesta
  • Retroenlace: HOAC | Rafael Caballero nos ha dicho ¡hasta luego! | Hermandad Obrera de Acción Católica |

  • 3 febrero, 2015 en 1:01 PM
    Enlace permanente

    Hace años que te conoci y hace muchos años que no te veo, pero la noticia de tu muerte me ha causado un profundo dolor. Nos veremos junto sl Padre.
    Mi oracion es para ti.

    Respuesta
  • 3 febrero, 2015 en 1:10 PM
    Enlace permanente

    Roguemos por nuestro querido hermano Rafael para que ya goce de la paz del Padre.

    Respuesta
  • 3 febrero, 2015 en 3:39 PM
    Enlace permanente

    Gracias Rafael por tu vida,por tu entrega generosa, por tu diáfana amistad,por darte sin reserva a los demás,me acuerdo cuando fuimos a Puente Genil, y entrantes en la tienda y nos regalastes , panes, patatas. Y me dice Mariloli , así es Rafael de generoso de desprendido,lo da todo
    A mi esas palabras se me grabaron, en el corazón. Y ahora te has ido con el Padre. Y ya estas a su lado gozando de esa vida en plenitud. Te llevaré siempre en mi corazón
    Rafael Caballero

    Respuesta
  • 3 febrero, 2015 en 10:31 PM
    Enlace permanente

    Siempre recordare tu cercania y cariño, pero sobre todo tu última Eucaristía.

    Respuesta
  • 4 febrero, 2015 en 11:26 AM
    Enlace permanente

    Son muchos los recuerdos que se agolpan en mi mente de la vida compartida con Rafael, especialmente su participación en los retiros del Equipo Renacer en estos dos últimos años en los que compartió con nosotros y nuestras familias las reflexiones sobre nuestras vidas de Fe y compromiso, su sencillez, su cercanía, su compromiso con los que sufren y su claridad;nos mostraron el camino de nuestra espiritualidad. En el siempre percibí que a las cosas hay que llamarlas por su nombre, aunque no nos gusten (al pan pan y al vino vino, como dice el dicho popular)
    Pero sin imaginarlo, su presencia en el Cursillo del pasado fin de semana y la Eucaristia que presidió fue el gran regalo que a todos los presentes nos hizo, su mensaje en la homilía resonará en nuestro interior toda nuestra vida.

    Respuesta
  • 4 febrero, 2015 en 8:22 PM
    Enlace permanente

    Solo podemos decirte GRACIAS por haber tenido la suerte de haberte conocido y de compartir vida juntos.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *