“Sin compromiso no hay trabajo decente”

La iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente celebra el 7 de octubre uniendo compromiso y fe

El viernes 7 de octubre la iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente celebró en la diócesis de Córdoba un acto público y una Eucaristía bajo el lema “Sin compromiso no hay trabajo decente”. Personas procedentes de parroquias, movimientos apostólicos y organizaciones eclesiales marcharon desde distintos lugares de la diócesis con dorsales con el número 071022, fecha de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, concentrándose en la plaza de las Tendillas. Allí de manera simbólica presentaron las situaciones de precariedad que envuelven el mundo del trabajo y se comprometieron a erradicarlas, al mismo tiempo, también hicieron visible la necesidad de construir un trabajo decente como nos indica la Doctrina Social de la Iglesia y el magisterio del Papa Francisco. Posteriormente marcharon hacia la parroquia de San Nicolas de la Villa donde celebraron una Eucaristía presidida por Don Antonio Prieto, Vicario General de la diócesis. En ella pusieron ante el altar el sufrimiento que la manera indecente de concebir y organizar el trabajo en nuestra sociedad acarrea a las familias trabajadoras. También, como acción de gracias, se comprometieron a seguir llevando el Evangelio al mundo obrero en sus condiciones de vida y trabajo.

Esta iniciativa de Iglesia por el Trabajo Decente está formada en nuestra diócesis por organizaciones eclesiales, entre las que se encuentran la Acción Católica Obrera (ACO), Cáritas diocesana, Conferencia Española de Religiosos (CONFER), Hermandades del Trabajo, Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC), Juventud Obrera Cristiana (JOC), Manos Unidas, Delegación diocesana de Migraciones, Equipos Parroquiales de Pastoral Obrera y el Secretariado diocesano de Pastoral del Trabajo. Su objetivo es sensibilizar, visibilizar y denunciar una cuestión esencial para la vida de millones de personas: el trabajo humano y reivindicar el trabajo decente «hacia el interior de estas organizaciones, hacia la Iglesia en general y hacia la sociedad». 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.